Los 10 Pueblos más Bonitos y con Encanto de la Costa Brava

La Costa Brava tiene muchos pueblos bonitos y con encanto. Te presentamos los diez más bonitos, sobretodo aquellos que tienen más encanto.

No incluye lugares turísticos que encontrarás en nuestro artículo sobre qué ver y visitar en la Costa Brava. La mayoría de los pueblos están junto al mar y tienen playa.

Pero si lo que buscas es darte un chapuzón consulta también los posts sobre las mejores playas de la Costa Brava y las mejores Calas de la Costa Brava. Y claro, si viajas en familia, no olvides consultar qué hacer en la Costa Brava con niños.

Aquí tienes una Guía con los 10 pueblos más bonitos de la Costa Brava está ordenado de norte a sur, en la parte final del artículo encontrarás un mapa de la Costa Brava con todos ellos localizados.

Port de la Selva. Foto: Maria Geli. Archivo Imágenes PTCBG.

Guía con los 10 pueblos más bonitos de la Costa Brava

1 – El Port de la Selva ♥

Con sus casitas blancas presididas por la inmensa iglesia parroquial, El Port de la Selva es el pueblo marinero por antonomasia del Alt Empordà. Es además la puerta de acceso al extraordinario Parque Natural del Cap de Creus, un paraíso para senderistas y ciclistas, donde se encuentra el fabuloso monasterio de Sant Pere de Rodas.

A pesar del turismo, el Port de la Selva ha sabido conservar su carácter de antaño. En el mismo pueblo hay playa pero lo mejor son las incontables calas vírgenes a lo largo de su litoral.

 

Cadaqués. Foto: Joan Diví Figueras. Archivo Imágenes PTCBG.

2 – Cadaqués ♥♥♥

El pueblo que representa por excelencia de la Costa Brava tiene un encanto sin parangón. Tanto en conjunto, con sus casitas blancas, como por las calles encantadoras de su precioso casco viejo.

A pesar de su ancestral aislamiento, en el punto más extremo del Cap de Creus, Cadaqués ha atraído siempre a artistas e intelectuales de toda Europa. Pero ninguno le ha dado más fama que Salvador Dalí que vivió muchos años en Portlligat, una cala de pescadores en los alrededores de Cadaqués.

 

Peralada. Foto: Oscar Vall. Archivo Imágenes PTCBG.

3 – Peralada ♥

Unos kilómetros en el interior, dominando la llanura del Alt Empordà, Peralada es un pueblo medieval que conserva numerosos restos de su época dorada.

El más conocido es el castillo con sus imponentes torres (sede del casino de Peralada), pero la verdadera gozada es pasear por sus calles. Dentro de Peralada no puedes perderte el Convento del Carme (con una espectacular biblioteca), ni el claustro románico de Sant Domènec (siglo XIII).

Peralada es, además, muy famoso por su festival musical que tiene lugar las noches de verano.

 

Castelló d’Empúries. Archivo de Imágenes PTCBG.

4 – Castelló d’Empúries ♥♥

En la época medieval, el condado de Empúries era uno de los más poderosos de Cataluña. Y Castelló era la residencia de los condes y capital del condado.

A partir del siglo XI se edificaron numerosos edificios que hoy forman un espectaular conjunto monumental.

La iglesia de Santa María parece una catedral y pasear por Castelló es hacerlo en el tiempo: El Call (barrio judío), la cárcel medieval, las calles gremiales, las plazas porticadas … todo ello conforma un patrimonio histórico magnífico.

 

Sant Martí d'Empúries. Costa Brava. Cataluña. España.
S. Martí d’Empúries. Foto: Maria Geli, Pilar Planagumà. Archivo Imágenes PTCBG.

5 – Sant Martí d’Empúries ♥♥

Antes que Castelló, la capital del condado de Empúries fue Sant Martí. Situado frente al mar, en una antigua península, es uno de los lugares (poblados de forma continua) más antiguos de Cataluña. Y es que el núcleo original íbero fue el que empezó a comerciar con griegos y fenicios a partir del siglo VI a.c. y dio origen, más adelante, a la colonia griega de Empúries.

Hoy Sant Martí es un pequeño pueblo medieval amurallado delicioso. Un lugar de cuento, poco más de cuatro calles y una plaza, que enamora a todos sus visitantes.

 

Peratallada. Foto: Maria Geli, Pilar Planaguma. Archivo Imágenes PTCBG.

6 – Peratallada ♥♥♥

En la comarca del “Baix Empordà”, Peratallada es el pueblo interior de la Costa Brava con más encanto.

Su aspecto medieval, la magnífica iglesia de Sant Esteve y las calles abovedas son puro deleite y magia para el visitante. Pero no es el único, pues toda la zona está llena de pueblos preciosos como el conjunto medieval de Vulpellac, o Fonteta con sus casas de piedra. Vale la pena, además, descubrir alguna de las ermitas románicas dispersas por el macizo de las Gavarres como Fitor o Santa Susanna de Peralta.

 

Pals. Archivo de Imágenes PTCBG.

7 – Pals ♥♥

Dominando desde lo alto de una colina una zona de humedales (donde se cultiva un arroz excelente), Pals es uno de los pueblos más hermosos de la Costa Brava. El casco viejo está todo amurallado y destacan sus edificios góticos. Especialmente fotogénica es la torre del antiguo castillo.

A pesar de estar un poco en el interior, la playa de Pals es una de las mayores de la Costa Brava. En sus alrededores, las masías fortificadas, con más de 400 años de antigüedad, son una auténtica maravilla.

 

Calella de Palafrugell. Foto: Francesc-Tur. Archivo Imágenes PTCBG.

8 – Calella de Palafrugell ♥♥

Calella es, ante todo, el pueblo de las “havaneras” que tienen su máximo exponente en el espectacular recital desde las barcas de pescadores que se celebra cada verano. Pero es, además, un pueblo precioso con pequeñas casitas con sus arcadas junto a las playas y calas del pueblo en las que descansan barcas de pescadores de colores.

Todo el litoral de Calella es maravilloso para pasear recorriendo el camino de ronda que lleva al también encantador pueblecito de Llafranc o a los jardines de Cap Roig.

 

Sant Feliu de Guíxols. Archivo Imágenes PTCBG.

9 – Sant Feliu de Guíxols ♥

Sant Feliu de Guíxols no es un pueblo, sino una pequeña ciudad costera con una renombrada flota pesquera. Ello le permite tener una vida propia más allá del turismo y poder conservar toda su personalidad.

El monasterio benedictino del siglo X y la arquitectura modernista son su patrimonio cultural más destacado. Sant Feliu es ideal para hacer excursiones en bici por la “vía verde” del antiguo ferrocarril a Girona. Y también para disfrutar de excelentes playas para ir con niños (como Sant Pol)  y de fabulosas calas vírgenes.

 

Tossa de Mar. Foto: Oficina de Turisme de Tossa.

10 – Tossa de Mar ♥♥

La imagen del casco antiguo amurallado de Tossa, dominando una magnífica playa, es una de las más icónicas de la Costa Brava.

Pasear por sus murallas hasta el faro o por las calles del barrio de pescadores de “Sa Roqueta” es una gozada. Como también lo es disfrutar de las magníficas playas que hay en el mismo pueblo.

Además Tossa es conocida por las calas en sus inmediaciones, alguna de ellas totalmente vírgenes, que cuentan entre las mejores de la Costa Brava, como Cala Futadera.

 

Mapa de los pueblos más bonitos y con encanto de la Costa Brava

Reservar Alojamiento en la Costa Brava



Booking.com

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *