Bedooin · Smart Travel
Estamos elaborando tu viaje... Buscando las mejores ofertas:
100.000 alojamientos
423 compañías aéreas
Coches y traslados
Actividades imprescindibles
Bedooin · Smart Travel
Cargando información del alojamiento Solo serán unos instantes
¡Disculpa!
No hay vuelos disponibles para las fechas seleccionadas
No hay alojamientos disponibles para las fechas seleccionadas
No hay coches o traslados disponibles para las fechas seleccionadas
No hay actividades disponibles para las fechas seleccionadas
Modifica los datos de tu reserva para crear tu experiencia única
Envía a un amigo!
14 noches
desde 1430 €

La Gran Ruta de Suiza

El viaje en coche por excelencia cumple 150 años

1
2
3
4
La Gran Ruta de Suiza es un itinerario marcado por las carreteras más bonitas del país. En total son 1600 Km. de ruta que cruza cinco puertos Alpinos, visita 11 lugares Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, 2 reservas de la Biosfera y bordea 11 lagos. Un viaje para conocer todo Suiza disfrutando tanto de joyas culturales como de panoramas únicos. La Gran Ruta de Suiza es el Fly & Drive por excelencia, pues aquí lo importante es el recorrido, no la meta. 15 maravillosos días para descubrir todo lo mejor de Suiza.

Destacamos

  • Recorre la gran ruta a tu aire en coche de alquiler para parar donde más te interese.
  • Algunas de las noches se doblan para poder descansar y saborear mejor los destinos TOP.
  • Alojamientos siempre en los puntos principales de la Gran Ruta.
  • El único viaje que recorre íntegros los 1600 Km. de la Gran Ruta.

Incluimos

  • 14 noches en el alojamiento seleccionado
  • vuelos i/v (tasas incluidas)
  • 13 días de coche de alquiler

Recomendamos

  • La Gran Ruta de Suiza puede visitarse de forma virtual en la web: MySwitzerland.com/grandtour.
  • Durante el viaje nada mejor que llevar descargadas las apps de turismo de Suiza: Myswitzerland.com/mobile.
  • La Gran Ruta de Suiza está toda marcada por el país. Pero conviene llevar el mapa monográfico de la editorial Hallwag.

Tu viaje

1

Día 1: Vuelo a Ginebra.

Presentación en tu aeropuerto de origen 90 minutos antes de la hora prevista de salida de tu vuelo destino Ginebra. Trámites de facturación y embarque. A la llegada a Ginebra traslado en tren al centro de la ciudad y alojamiento en el hotel seleccionado. Según la hora de llegada del vuelo, tiempo libre para empezar a conocer esta elegante y cosmopolita ciudad, a orillas del Lago Léman. Pasear por su casco viejo preservado, navegar en barco por el lago o visitar sus museos de talla mundial es alguno de sus grandes atractivos. Noche en Ginebra.

2

Día 2: Ginebra-Basilea.

A primera hora de la mañana recogida del coche de alquiler para empezar a recorrer los 1600 Km. de “La Gran Ruta de Suiza”. Empezarás bordeando el Lago Léman hasta llegar a Nyon, donde una pequeña ruta panorámica te llevará a recorrer los bucólicos paisajes del Parque Natural del Jura. Esta es tierra de artesanos relojeros, pura Suiza. Nada mejor que detenerse en el pueblo de “Le Sentier” donde el museo “Espace Horloger” nos permitirá conocer todo lo relativo a los relojes y su fabricación. La ruta nos lleva después a “Creux du Van” un espectacular anfiteatro natural rocoso de 1 Km. de ancho poblado por rebecos y cabras montesas. Puedes comer en el ciudad de Neuchatel, con un bonito casco viejo a orillas del lago presidido por la colegiata. El Latenium es el mejor museo arqueológico de Suiza, muy innovador y recomendable. Por la tarde la ruta vuelve a subir al macizo de Jura y pasa por La-Chaux-de-Fonds, metrópolis relojera de Suiza, ciudad natal de Le Corbusier y patrimonio de la Unesco por su trazado urbano. Después podrás conocer la pequeña villa de St. Ursanne, de marcado carácter medieval y cargado de encanto. Noche en Basilea.

3

Día 3: Basilea.

Hoy dejaremos el coche aparcado y dedicarás el día completo a visitar la ciudad de Basilea, capital cultural de Suiza. Tendréis una de las mayores sorpresas que os deparará el viaje pues su casco viejo, de tonos rojizos, es uno de los mejor preservados de Europa. La ciudad está construida a orillas del Rin que puede cruzarse en uno de los cuatro “ferrys a cable” disfrutando de bellas vistas. También tiene mucho interés el barrio de St. Alban, con sus molinos, o el Parque Zoológico (quizás el más bonito de Europa). Y por supuesto el arte y la cultura. Además de la mundialmente famosa “Fundación Beyeler” hay más de 40 museos y centros de arte en la ciudad. Y si tienes “mono” de coche en los alrededores de Basilea se puede visitar el encantador casco viejo de Rheinfelden y los restos de la ciudad romana de Augusta Raurica. Noche en Basilea.

4

Día 4: Basilea-Interlaken.

A poco más de una hora de Basilea nos reincorporamos a la “Gran Ruta” por Murten. A orillas de un pequeño lago, Murten es una deliciosa ciudad en la que retrocederemos en el tiempo al cruzar sus intactas murallas. La siguiente parada es en Friburgo, conocida como la ciudad de las fuentes, presume de tener el emplazamiento más bello de Suiza. Su hermoso casco antiguo se encuentra encaramado en lo alto de un promontorio rodeado por las gargantas de aguas turquesa del río Saane. La ruta se prevé gastronómica esta tarde pues pasarás por Broc, donde se puede visitar “Maison Callier” la famosa fábrica de chocolate suizo. Y después Gruyères el pueblo de origen del queso más famoso del mundo y además un encantador enclave medieval que es una delicia para pasear. El resto del día lo acabarás recorriendo los valles alpinos alrededor de Gstaad, lujosa estación invernal. Antes de llegar al lago de Brienz. Recorriendo su orilla nos acercaremos a Interlaken, donde pasamos la noche.

5

Día 5: Interlaken-Berna.

Situada entre dos lagos y a los pies de algunos de los picos más hermosos de los Alpes, Interlaken es el lugar ideal para disfrutar de las montañas en tren ! En efecto hoy recomendamos madrugar y efectuar la famosa excursión que en tren cremallera nos subirá hasta la cima de la Jungfrau, que con 3454 m. es la estación de tren más alta de Europa. La excursión es fascinante y permite disfrutar de paisajes espectaculares, glaciares inmensos, altas cascadas y hermosos pueblecitos alpinos como Grindelwald o Wengen. Por la tarde recorre la hermosa orilla norte del lago Thun, un recorrido precioso que acaba en la ciudad homónima. Thun tiene un bonito casco viejo y la famosa pintura de 360 Grados “Thun Panorama”. Noche en Berna.

6

Día 6: Berna-Lucerna.

Dedica la mañana a visitar la capital Suiza. Destaca su casco viejo patrimonio de la humanidad por la Unesco. Sus calles empedradas unen el Foso de los Osos con la famosa torre del reloj. Destacan especialmente sus 6 Km. de calles con soportales. Entre los museos más importantes de Berna destacan el Centro Paul Klee y el Museo de Arte Franz Gertsch. Reemprende ruta por la hermosa región de colinas de Emmental donde la ruta te llevará a visitar una productora del famoso queso de la región. Antes de llegar a Lucerna pasarás por Entlebuch, reserva de la Biosfera por la Unesco y por el pequeño pero encantador Castillo de Hallwyl, todo rodeado por agua. Noche en Lucerna.

7

Día 7: Lucerna.

Pasa el día completo visitando la que, para muchos, es la ciudad más bonita de Suiza. Construida a orillas del hermoso lago de los Cuatro Cantones, su casco viejo que rodea el famoso puente de madera es simplemente encantador. La ciudad también es muy famosa por el excelente Museo Suizo de los Transportes. Y como punto ideal de origen de excursiones en los montes y lagos de los alrededores. Hay muchas opciones todas accesibles desde el centro de la ciudad y es muy difícil elegir pues todas son fascinantes: el funicular al Monte Pilatus, el teleférico rotativo al Monte Titlis o la excursión al Rigi, conocida como la reina de las montañas. El Rigi es especialmente atractivo pues permite combinar la subida en tren cremallera y regresar en uno de los barcos históricos que navegan por el Lago de los Cuatro Cantones. Noche en Lucerna.

8

Día 8: Lucerna-Zurich.

Por la mañana reemprende camino por la Gran Ruta que bordea el Lago de los Cuatro Cantones por paisajes sublimes hasta llegar a la famosa Capilla de Guillermo Tell. Más adelante pasarás por el cantón de Schwyz, donde se originó la Confederación Helvética y por Einsiedeln. Einsiedeln es una abadía barroca que acoge la virgen negra y es el mayor lugar de peregrinación de Suiza. La ruta recorre el lago de Zürich hasta llegar a la mayor ciudad de Suiza. Pasa la tarde visitando su hermoso casco viejo que está rodeado por agua y esconde una fantástica vida urbana con una magnífica selección de monumentos, tiendas, restaurantes, museos y vida nocturna. Entre los museos destaca especialmente el Museo Nacional Suizo. Noche en Zürich.

9

Día 9: Zurich-St. Gallen.

La Gran Ruta nos conduce hacia el norte de Suiza para visitar en Schaffhausen las Cascadas del Rin. Se puede subir a uno de los puntos panorámicos o, mejor aun, navegar en barco para contemplar como el Rin desemboca un promedio de 600.000 litros de agua por segundo en estas cascadas de 150 metros de ancho. Después pasea por el cercano pueblo de Stein am Rhein, uno de los pueblos más pintorescos de Suiza, con casas de madera entramada con fachadas pintadas y dominada por un castillo y un gran complejo monástico. Después la ruta dicurre a lo largo del Lago de Constanza con vistas espléndidas y pasando por bellos pueblos com Steckborn y Berlingen hasta llegar a St. Gallen. Construida alrededor de una imponente abadía St. Gallen acoge la biblioteca del monasterio, patrimonio de la humanidad por la Unesco. Por lo demás se trata de una ciudad muy agradable. Noche en St. Gallen.

10

Día 10: St. Gallen-St. Moritz.

Empieza el día en Appenzell, el pueblo más fotogénico de Suiza, muy coqueto. La Gran Ruta sube después por las montañas hasta Schwägalp, donde podrás disfrutar de la “Vista a 6 países”, una cosa única. En Werdenberg podrás visitar la ciudad más pequeña de Europa y después la ruta te llevará a Liechtenstein, uno de los países más pequeños del mundo. Su capital, Vaduz, es un buen lugar para comprar sellos y para comer en restaurantes muy antiguos. Los amantes del arte podrán visitar una de las colecciones privadas más antiguas del mundo en la capital del Principado. Después de comer empieza uno de los tramos con paisajes más espectaculares de la gran ruta. Primero por paisajes muy coquetos en Heidiland, ni más ni menos que la tierra de la famosa Heidi. Y después cruzando paisajes de Alta Montaña pasando por Davos y el Parque Nacional Suizo hasta los Grisones y la Engandina, el corazón de la Suiza Romanche. Vale la pena visitar Guarda, galardonado como el pueblo más hermoso de Suiza. Noche en la zona de St. Moritz.

11

Día 11: St. Moritz-Lugano.

Hoy la Gran Ruta nos llevará de las altas cumbres alpinas a lagos con clima Mediterráneo. Polos opuestos de un país magnífico que tiene de todo ! Dejamos St. Moritz por una carretera espectacular de alta montaña que bordea los lagos de la Alta Engandina llegaremos a Tiefencastel, punto de paso del Glaciar Express, una línea de tren tan espectacular que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En Thusis merece la pena detenerse en la garganta de “Via Mala” o más adelante en las gargantas de Andeer. Aquí la carretera asciende por el famoso Puerto de San Bernardino con vistas magníficas de alta montaña. Tras cruzar el puerto bajamos al Ticino, la Suiza de habla italiana. Podemos comer en Bellinzona y visitar su casco viejo rodeado de históricos castillos. Siguiendo las orillas del Lago Maggiore llegaremos a las encantadoras ciudades de Locarno y Ascona, ambas merecen un paseo por sus cascos viejos junto al lago. Otra visita sugerida son los coloridos jardines botánicos de Piazzogna. La última etapa del día nos permite pasar por el Monte Tamaro antes de llegar a Lugano, a orilla de otro lago, donde pasaremos la noche.

12

Día 12: Lugano-Zermatt.

Si madrugas podrás ver amanecer sobre el lago, un gran espectáculo. Y de esta forma tendrás un poco más de tiempo para visitar Lugano antes de volver a las cumbres alpinas. Además del casco viejo de la ciudad, destaca el panorama desde el Monte San Salvatore y el museo de maquetas “Swissminiatur” (imprescindible si viajas con niños). La Gran Ruta deshace camino hacia el norte y a partir de Locarno se adentra de nuevo en los Alpes y asciende por la antigua carretera de Tremola hasta el mítico paso de San Gotardo. En ruta podrás visitar el pequeño museo alpino y las antiguas fortificaciones defensivas. El descenso  cruza la escalofriante garganta del diablo hasta llegar a Andermatt, cruce de rutas alpinas. Cruzando el hermoso paso de alta montaña de Furka la Gran Ruta nos llevará a Bettmeralp, punto de acceso al inmenso glaciar de Aletsch. Esta gran lengua de hielo es el único lugar de naturaleza de los Alpes Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Un poco más adelante, en Brig, puedes visitar el Palacio de Stockalper, del siglo XVII. Emprende después la subida hacia Zermatt. Puesto que se trata de un pueblo peatonal, sólo accesible en tren, deberás aparcar tu coche en Täsch y tomar un tren para llegar (en unos 15 minutos) al pueblo. Noche en Zermatt.

13

Día 13: Zermatt.

Situado a los pies del mítico Monte Cervino (Matterhorn en el lado suizo), Zermatt es la quintaesencia del pueblo suizo de montaña. Por mucho que hayáis visto fotografías de su centro, con casitas tipo chalet a los pies de montañas y glaciares, la realidad supera mucho toda idea preconcebida. Dispondrás de todo el día para pasear por el pueblo y realizar algunas de las imprescindibles excursiones alpinas para disfrutar de unas vistas y paisajes incomparables. Recomendamos especialmente el ascenso en tren cremallera al Gornergrat para disfrutar del panorama más hermoso del Matterhorn. Y también la subida en teleférico al “pequeño Cervino” a más de 3.800 metros de altura, ya en alta montaña, rodeados de glaciares y cimas míticas. A pesar de ser un lugar tan famoso basta andar unos minutos para encontrar la tranquilidad y disfrutar de la montaña en Zermatt. Hay cientos de kilometros marcados para recorrer a pie o en bicicleta de montaña, excelentes restaurantes en chalés alpinos en los que tomar un tentempié y, por supuesto, tentadoras tiendas en el centro (todo peatonal) del pueblo. Noche en Zermatt.

14

Día 14: Zermatt-Lausanne.

Toma el tren de regreso a Täsch a primera hora de la mañana para recuperar el coche de alquiler e iniciar la penúltima etapa de la Gran Ruta de Suiza. El recorrido de hoy a lo largo del río Ródano nos permite gozar del sorprendente Valais, repleto de viñedos pues es una región muy soleado. Sugerimos una primera parada en St. Leonard para visitar en barca el mayor lago subterráneo de Europa. Un poco más adelante la ciudad de Sion, capital del Valais, tiene un interesante casco viejo. Saillon, rodeado de viñedos, es otro bonito pueblo medieval. De parada obligada es la antigua abadía de St. Maurice, construida hace más de 1500 años. En Aigle el museo del vino nos permitirá conocer más sobre este producto tan típico del Valais. Por la tarde bordearemos el lago Léman a partir de Montreux donde es visita obligada el Chateau de Chillon. Un poco más adelante los maravillosos viñedos de Lavaux son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, imprescindibles. Finalmente la ruta nos llevará a la maravillosa Lausanne, junto al Lago Léman, famosa en el mundo entero por ser la capital del Olimpismo. Noche en Lausanne.

15

Día 15: Regreso desde Ginebra.

Si puedes elige un vuelo por la tarde para aprovechar el día para visitar Lausanne (o si lo prefieres visitar un poco más Ginebra). Empieza paseando por Ouchy el “paseo marítimo” de la ciudad con vistas espléndidas al lago. En este barrio se encuentra el magnífico Museo Olímpico, súper entretenido y de visita obligada y el museo del Élysée, uno de los museos de fotografía más reconocidos de Europa. Dedica el resto del día a la Ciudad vieja con bonitas calles con casas antiguas y plazas muy animadas y agradables. En el corazón de la ciudad hay la catedral, sin duda el monumento gótico más importante de Suiza. Cerrarás el círculo de la Gran Ruta dirigiéndote al aeropuerto de Ginebra (a unos 40 minutos de la ciudad). Devolución del coche de alquiler y salida en vuelo de regreso. Llegada y fin del viaje.



Vuelos seleccionados

Nuestros precios incluyen vuelos de ida y vuelta, tasas de aeropuerto, suplementos de carburante y el recargo por tarjéta de crédito.


Alojamiento

Esta es una buena opción, pero tenemos más para ti. Mira otras alternativas de alojamiento.